Text Size:   A+ A- A   •   Text Only
Find     
Site Image

Comunicado de prensa

Departamento de Servicios Humanos de Oregon

 

4 de diciembre de 2007

 

Contacto: Bonnie Widerburg, 971-673-1282

 

in English

 

Funcionarios de Salud Pública de Oregon dan un recordatorio a los habitantes de Oregon acerca de las precauciones que se deben tomar con el agua y los alimentos después de las tormentas ocurridas recientemente.


 

El Departamento de Servicios Humanos de Oregon, División de Salud Pública, emitió hoy un recordatorio a los residentes de Oregon que experimentaron recientemente condiciones de inundación o apagones debido a las tormentas que tomen precauciones para evitar enfermedades infecciosas en el agua y asegurar que los alimentos no estén contaminados. Las siguientes medidas pueden ayudar a prevenir que produzcan problemas de salud:

 

Evitar el contacto con el agua de la inundación.

 

Es posible que las aguas de la inundación contengan materia fecal proveniente del alcantarillado, así como subproductos agrícolas e industriales, o de otros contaminantes subterráneos. Aunque el contacto de la piel con aguas negras no es en sí muy riesgoso, es importante limpiar cualquier herida abierta o llaga que hallan sido expuestas a dichas aguas para reducir la posibilidad de infección. Si una herida se enrojece, se hincha o supura, busque atención médica inmediatamente.

 

Siempre lávese las manos con jabón y agua que haya sido hervida o desinfectada después de participar en actividades de limpieza de inundación o de manejar objetos contaminados por las aguas negras.

 

Además, los padres pueden ayudar a los niños a evitar las enfermedades transmitidas por el agua no permitiendo que los niños jueguen en zonas de aguas negras o con juguetes que hayan sido contaminados por el agua de las inundaciones a menos de que hayan sido desinfectados. Los juguetes pueden ser desinfectados con una solución de una taza de cloro en cinco (5) galones de agua.

 

También puede correr el riesgo de enfermarse si come o toma cualquier cosa que haya sido contaminada por las aguas negras o usando cubiertos que han entrado en contacto con el agua de las inundaciones. Tablas de madera para cortar, chupones de biberones y chupones no pueden ser desinfectados si han entrado en contacto con el agua contaminada. Estos artículos deben tirarse.

 

Desinfecte las superficies que entren en contacto con alimentos.

 

Siga estos cuatro pasos para desinfectar las superficies de contacto con alimentos:

 

1. Lavarse con jabón y agua limpia y caliente.
2. Enjuague con agua limpia.
3. Esterilice sumergiendo por un minuto en una solución de una cucharadita de blanqueador de cloro (5,25 por ciento, sin fragancia) por galón de agua limpia.
4. Dejar que se sequen al aire.

 

Almacene bien los alimentos

  • Durante un apagón, mantenga las puertas del refrigerador y congelador cerradas lo más posible.
  • Añada un bloque de hielo o hielo seco a su refrigerador si se espera que la luz no regrese por más de cuatro horas. Identifique y tire cualquier alimento que no parezca seguro.
  • Tire la comida que pudiera haber estado en contacto con el agua de las inundaciones.
  • Tire la comida que tenga un olor, color o textura raro.
  • Tire la comida perecedera (incluyendo carne, pollo, pescado, huevos y las sobras) que hayan estado a más de 40 grados Fahrenheit (4.5 C.) por más de dos horas.
  • Tire toda la comida enlatada cuyo envase esté inflado, abierto o dañado.
  • Tire cualquier recipiente de alimentos con tapas de rosca, tapas a presión, tapas endentadas (botellas de refrescos), tapas de media rosca, tapas que se abren manualmente y los alimentos enlatados en casa que han estado en contacto con las aguas de la inundación ya que no se pueden desinfectar.
  • No use agua contaminada para lavar trastos, cepillarse los dientes, lavar o preparar comida, lavarse las manos, hacer hielo, o preparar fórmulas para bebés.

Para más información: