Text Size:   A+ A- A   •   Text Only
Find     
Site Image

Comunicado de prensa

5 de diciembre, 2007

Contacto: Bonnie Widerburg, 971-673-1282

 

Oficiales de Salud dicen que no hay necesidad de que las personas en áreas afectadas por inundación sean inmunizadas con vacunas adicionales




in English

 

Oficiales de Salud Pública dicen que las aguas de inundación no representan un peligro significante de enfermedades transmisibles.

 

“No hay necesidad que las personas en áreas afectadas por inundaciones sean vacunadas con vacunas adicionales,” dijo Susan Allan, M.D., J.D., M.P.H., Directora de Salud Pública del Departamento de Servicios Humanos del Estado de Oregon. “Experiencias anteriores en todo el país demuestran que no se han producido brotes graves de enfermedades debido a inundaciones.”

 

El hecho de que las aguas de inundación pueden contener basura, aguas residuales, tierra, petróleo u otro material potencialmente peligroso, la Dra. Allan recomienda:

 

  • Lavarse siempre las manos con jabón y agua que ha sido hervida o desinfectada antes de preparar o consumir alimentos, después de ir al baño y después de haber manejado artículos contaminados con aguas residuales o de desagüe.

 

  • Vacunas adicionales contra la hepatitis A, tifoidea, cólera, meningococos o rabia no son necesarias.

 

  • La inyección de refuerzo contra el tétano se recomienda únicamente si usted tiene una herida grave.

 

  • Los profesionales que responden a los desastres deben recibir la vacuna Td o Tdap si han pasado diez años o más desde la última inyección de refuerzo. Se recomienda la vacuna contra la Hepatitis B para aquellos  que tendrán contacto directo con los pacientes o que puedan tener contacto con fluidos corporales.