Text Size:   A+ A- A   •   Text Only
Find     
Site Image

Comunicado de prensa

Departamento de Servicios Humanos de Oregon

 

5 de diciembre del 2007

 

Contacto General:Bonnie Widerburg, 971-673-1282

 

Oficiales de Salud advierten del peligro del monóxido de carbono proveniente de los generadores de gas y de los combustibles alternativos para calefacción




in English

Los oficiales de Salud Pública del Departamento de Servicios Humanos de Oregon están advirtiendo el peligro de utilizar combustible alternativo ardiente en hogares y generadores de electricidad sustituta. 

 

Es peligroso utilizar combustible alternativo adentro de la casa (tales como asadores, hornos hibachis, o estufas para acampar que utilizan gasolina, kerosén, propano, diesel, carbón).  Si utiliza un generador de gas como sustituto de electricidad, colóquelo lejos de la casa y de cualquier garaje anexo para evitar la entrada de gases tóxicos al hogar

 

Estos aparatos producen monóxido de carbono, un gas sin color, sin olor y mortal que se acumula en lugares cerrados o semi-cerrados. Si las personas respiran demasiado de este gas, se envenenan ya que las células rojas absorben el monóxido de carbono más rápido y lo mantienen más profundamente que el oxígeno. Por tal motivo, las células rojas no pueden llevar el oxígeno a los tejidos del cuerpo produciendo daño y muerte a los tejidos.

 

Los oficiales de Salud recomiendan:

  • Nunca utilice ningún tipo de gasolina, kerosén, propano, gas natural o aparato que queme carbón adentro de su casa o garaje;
  • No mantenga su carro o camioneta en marcha adentro de un garaje anexo, aunque la puerta esté abierta;
  • Nunca queme nada en una estufa o chimenea que no tenga ventilación al exterior
  • Jamás caliente su casa con el calor de un horno de gas.

 

Los síntomas más comunes de envenenamiento por monóxido de carbono son: dolor de cabeza, mareo, debilidad, náusea, vómito, dolor de pecho y confusión.  Sin embargo, las personas que se están dormidas o han consumido alcohol pueden morir de envenenamiento antes de padecer estos síntomas.

 

Los oficiales de Salud dijeron que 10 personas murieron de envenenamiento no intencionado de monóxido de carbono después de los Huracanes Rita y Katrina en la Costa del Golfo.